149,44€
229,00
in stock
11 Nuevo Desde 149,44€
5 Usado Desde 135,03€
A partir de junio 11, 2019 2:09 pm
Envío gratuito

Si estás buscando un altavoz WiFi y tu presupuesto es limitado, existen varios modelos por menos de 200 y una calidad más que decente. Es el caso del altavoz que nos ocupa en este análisis, el Sonos Play 1, que pasa por ser el altavoz más pequeño y humilde de la familia de altavoces Sonos.

Con su forma cilíndrica, tamaño reducido y unos acabados perfectos, el Play 1 pasa por ser uno de los altavoces inalámbricos baratos con mejor diseño. Respecto a su sonido, evidentemente queda muy lejos de la categoría de sus hermanos mayores, el Play 3 y ya ni digamos el Play 5. No obstante, es un altavoz que ofrece un buen rendimiento acústico en determinadas circunstancias, en las que incidiremos más adelante.

Sonos Play 1: Características clave

Sonos Play 1
  • 1 tweeter y 1 mid-woofer en configuración mono
  • 2 amplificadores de clase D
  • Control de reproducción y lanzamiento de música con app Sonos Controller
  • Conectividad WiFi
  • Tamaño de 12 x 12 x 16,2 cm y 1,8 Kg de peso
  • Disponible en blanco o negro

Sonos Play 1: un altavoz con apariencia premium por menos de 200 €

Una de las características que más valoro del Sonos Play 1 es lo bien hecho que está: es un altavoz que demuestra que es posible lanzar productos al mercado de un precio ajustado pero con diseños propios de altas gamas.

El Play 1 tiene una carcasa externa que es una mezcla de plástico de muy buena calidad y partes metálicas. El altavoz tiene una forma de cilindro, y la rejilla metálica de color grafito rodea el altavoz por completo. Con un tamaño de 12 x 12 x 16,2 cm es un altavoz que entra dentro de la gama de los pequeños, y además es bastante liviano, con un peso de 1,8 Kg.

Sonos Play 1: Diseño

No obstante, la sensación que transmite es de tratarse de un altavoz premium. La calidad de los materiales y su robustez al tacto es más que evidente cuando lo tienes entre las manos, y es algo de agradecer porque no es habitual encontrarse un altavoz con diseño premium en esta franja de precios.

El Sonos Play 1 se puede comprar en dos colores: blanco o negro. En ambos modelos, encontramos un único puerto de conexión Ethernet, necesario para la configuración inicial, además de la entrada del cable de alimentación, ubicada en la base del altavoz. Junto al puerto Ethernet, Sonos ha dispuesto una rosca de 6,35 mm para facilitar su montaje en la pared con soportes compatibles.

Se trata de un altavoz muy bien diseñado, con un tamaño y un peso que le confieren un carácter más portable que otros altavoces de Sonos, y con una resistencia y robustez que le garantiza una larga vida útil.

En la parte superior del Play 1 están los controles. Como es habitual en Sonos, estos se limitan a los botones de aumento y reducción del volumen y el de reproducción y pausa. A diferencia de lo visto en los altavoces de nueva generación de Sonos, estos botones son físicos y no táctiles, lo cual tampoco mayor incidencia en su funcionamiento. Además de los botones hay una diminuta luz LED, que sirve como indicador de estado del altavoz.

Sonos Play 1: Botones

El Sonos Play 1 tiene además la ventaja de ser resistente a la humedad. Esto significa que puedes colocarlo en el baño, el jardín o la cocina sin miedo a que se estropee. Eso sí, no es resistente al agua, por lo que, de ponerlo en el exterior, deberás protegerlo igualmente de la lluvia.

En definitiva, y para ir cerrando este apartado, se trata de un altavoz con un diseño estupendo, y que por tamaño y peso, hacen de este el altavoz más portable de toda la familia Sonos. Lógicamente, no te lo podrás llevar a la playa, pero sí que es un altavoz que fácilmente podrás meter en la maleta para llevártelo de viaje.

Una app para controlarlos a todos

El Sonos Play 1 se suma, como no podía ser de otra manera, a todos sus hermanos mayores en cuanto a su funcionamiento. Tanto para la configuración inicial del altavoz, como para el streaming de la música, o la posterior añadidura de nuevos altavoces Sonos en el hogar, todo se realiza desde la aplicación Sonos Controller, cuyo funcionamiento describimos ampliamente en este artículo que le hemos dedicado en exclusiva.

Desde la aplicación podemos suscribirnos a todos los servicios de streaming de música y radio habidos y por haber, así como reproducir música que tengamos en el dispositivo en el cual ejecutamos la aplicación. El Sonos Controller nos permite, de forma adicional, programar alarmas despertador, un temporizador de reposo y varios ajustes de audio, como la intensidad de los graves, los agudos y el balance de los canales estéreo cuando lo emparejamos con otro Play 1.

El streaming se realiza, como es obvio, a través de la red WiFi que tengas en casa. Durante la configuración inicial, se te pedirá que introduzcas el nombre y la contraseña de la red WiFi, y a partir de ese momento el Sonos Play 1 se conectará a internet directamente desde tu router y desde allí descargará el stream de música. Tú lo único que harás con tu móvil, tablet o PC será controlar la reproducción del altavoz a través de la aplicación.

El Play 1 únicamente se conecta a redes WiFi 802.11b/g con capacidad de transmisión a 2,4 GHz, más que suficientes para el streaming de música sin compresión, a diferencia del Bluetooth, cuyo limitado ancho de banda obliga a comprimir los archivos de audio. La conexiones a redes WiFi de 2,4 GHz también tiene la ventaja de una mejor cobertura que en las redes WiFi AC de 5 GHz. Y en caso de tener problemas con la cobertura, se puede dejar el altavoz conectado al router a través del cable Ethernet que viene en el paquete.

Buen sonido… Con emparejamiento estéreo

Dentro del Sonos Play 1 hay instalados dos transductores: un tweeter de una pulgada y un mid-woofer de 3 pulgadas y media, respaldados por dos amplificadores de clase D y dirigidos por un DSP interno.

Aunque en cuanto a componentes, es un set que a priori promete resultados bastante decentes, el sonido del Play 1 es algo discutible. Su principal problema es que se trata de un altavoz mono, es decir, que ambos canales estéreo, derecho e izquierdo, se reproducen por un mismo canal. Como puedes suponer, la amplitud de la escena sonora es casi inexistente, dando como resultado un sonido muy embarullado en el que los medios se ahogan y pierden presencia irremediablemente.

El Play 1 tiene, no obstante, sus cosas buenas. Por ejemplo, su respuesta de graves es muy buena, excelente diría yo para tratarse de un altavoz de esta tamaño. También diría que los bajos tienen una presencia en las canciones incluso excesiva, cosa que se puede corregir fácilmente con el ecualizador del Sonos Controller.

Otro aspecto bueno de su sonido es que mantiene alto el volumen de los agudos antes de que estos se apaguen en lo más alto del rango de frecuencias. Esto, junto a la respuesta de graves, le otorga un perfil de sonido en V que gustará a los amantes de la música electrónica o el pop moderno, desplegando un sonido dinámico y con una potencia notable para alcanzar un volumen bastante alto antes de que empiece a distorsionar en los volúmenes más altos.

Hay un escenario donde el Sonos Play 1 despliega un sonido fenomenal: en su emparejamiento con otro Play 1 para formar una pareja estéreo. En esta configuración, cada altavoz reproduce un canal distinto, con lo que la amplitud del sonido aumenta, la música gana claridad y se equilibran todas las frecuencias para un sonido con mucha más fidelidad. Con esta configuración, la calidad de sonido se acerca a la del Sonos Play 5, solo que con un sonido menos neutro y con una respuesta de graves claramente inferior, pero por ejemplo, he encontrado que dos Sonos Play 1 emparejados en estéreo superan ligeramente a un único Sonos Play 3, pues la posibilidad de ubicar la pareja de altavoces bastante alejada entre sí permite una separación de canales y una escena sonora de una amplitud notable.

Sonos Play 1: Emparejamiento estéreo

Sonos también nos permite configurar dos Play 1 a través de su app para que funcionen como canales traseros en una configuración 5.1 para Home Theater, acompañando a la Sonos Playbar o a la Playbase y al Sonos Sub. En esta configuración, el Play 1 también rinde con excelencia, aunque se me antojan unos altavoces demasiado caros para comprarlos exclusivamente para esa función.

El Sonos Play 1 despliega un sonido mono sin amplitud, falto de definición en los medios y algo embarullado. La cosa mejora una barbaridad si lo emparejas con otro Play 1 para crear una pareja estéreo: con esta configuración, la calidad de sonido es fantástica.

Así pues, mi recomendación es que adquieras dos Sonos Play 1 para emparejarlos en estéreo. O bien, si compras solo uno, que sea para el baño o para la terraza o cualquier otra habitación donde no necesites una gran calidad de sonido. Pero si pretendes usar solo uno en el salón y como principal equipo de audio en casa, quedarás decepcionado con toda seguridad.

Conclusiones del Sonos Play 1

El Sonos Play 1 es un altavoz WiFi muy bonito, robusto, resistente, práctico, transportable y con un precio bastante razonable. Su principal problema radica en que su sonido es muy justito.

La cosa mejora y mucho cuando lo emparejamos con otro Play 1 para crear la pareja estéreo. Con esta configuración mejoramos el sonido del Play 3, y si le añadimos el Sonos Sub tendremos un sonido similar al del Sonos Play 5, aunque habiendo pagado bastante más por el conjunto.

Es también un altavoz ideal para colocarlo en el baño o la cocina, por su resistencia a la humedad, o incluso para el jardín si lo proteges de la lluvia. Como altavoz secundario para extender el hilo musical en cualquier otro rincón de casa también dará la talla, pero definitivamente no lo recomiendo en absoluto como principal equipo de audio en casa, a no ser que, como ya digo, adquieras otro y los emparejes en estéreo.

Sonos Play 1: el pequeño altavoz de la familia Sonos

Un altavoz que suena bien para ser mono. Su sonido es potente y tiene una respuesta de graves impresionante para su tamaño, pero le falta amplitud en su sonido. Emparejado con otro en un par estéreo proporciona un sonido buenísimo, pero por el precio de los dos existen mejores altavoces inalámbricos en el mercado. Aún así, puede ser una opción muy válida para colocarlo en lugares como la cocina o el baño por su resistencia a la humedad.

Calificación del Editor:
3.8
Author

Write A Comment

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable José Noguera Morillas .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.